Es oficial: Google Plus ha llegado a su fin. Tanto es así que, seguramente, algún lector se estará preguntando qué es eso de Google Plus.

Tras un par de años de uso relativamente frecuente, he constatado que no lo usa literalmente nadie. Conversando esto con Iván Paz, defensor de la plataforma (no es que yo no fuese defensor, al contrario, siempre promoví Google Plus), él sostenía que no es que no haya usuarios. «Claro que los hay», decía; «lo que pasa es que su actividad consiste en compartir contenido entre sus círculos, y no en público». Esa es su teoría pero, en 2015, o mis amigos me detestan y me han incluído en un círculo con el cuál no comparten nunca nada o, realmente, en Google Plus no hay nada que rascar.

La pregunta, en realidad, es: ¿por qué nadie lo usa? Porque en Google no saben qué es, ya que lo tienen abandonado desde hace años. ¿Cómo lo vamos a usar los demás?

No se pueden programar publicaciones

La primera en la frente. Su API no está abierta a aplicaciones externas, como sí lo están redes como Twitter, Facebook o Linkedin. ¿Qué quiere decir esto? Que, por ejemplo, en Buffer no puedo programar publicaciones en mi perfil como sí hago en Twitter. La razón es que Google, por alguna extraña razón, sólo permite esta conexión con páginas, pero no con perfiles personales:

Conectando cuentas en Buffer

Esto lleva así años. Escúchame: AÑOS.

Es una buena razón para pasar olímpicamente de Google Plus y centrar el esfuerzo en otras redes. Enhorabuena, Google.

Mencionar es imposible

Es impactante cómo algo tan básico como mencionar a otro usuario en Google Plus, se vuelva una tarea casi imposible. Ya escribí sobre esto mismo tiempo atrás, pero sigue siendo un error recalcitrante:

Mencionando en Google Plus

Intentando mencionar a Laura Miller en Google Plus.

Estoy intentando mencionar a una chiqui llamada Laura Miller. Pues bien: al escribir “Laura” y un espacio a continuación, si se hace a cierta velocidad, el menú desplegable para mencionar desaparece. Un fallo técnico de lo más estúpido en la acción más básica de Google Plus. Lleva ahí años sin solucionarse (ni se solucionará).

Para poder corregir esto, hay que borrar ese “+Laura” y reescribir, despacito, otra vez, “+Laura “. Después de pulsar el espacio, hay que esperar al menos un segundo a que aparezca el menú desplegable (valiente gilipollez de error):

Mencionando en Google Plus

Ahora sí, aparece el puto desplegable.

Soberana tontería, ¿verdad? Obviamente, un usuario que no tenga el menor interés por Google Plus (es decir, la mayoría), lo que hará será cerrar la ventana y largarse a Facebook o Twitter o, en el mejor de los casos, seguir escribiendo y hacer que la mención quede escrita, pero sin ser efectiva:

Mencionando en Google Plus

La tal Laura Miller no se enterará de la mención porque esta mención no se ha convertido en enlace.

Pero vamos al caso en el que un usuario se ha tomado más molestias de las debidas (yo y pocos más) y está empeñado en mencionar de una puta vez a Laura Miller. Se nos ha metido entre los huevos que vamos a mencionar a Laura Miller en Google Plus, aunque los empleados de Google Plus pasen olímpicamente de Google Plus:

Mencionando en Google Plus

¡Por fin! Aparece el puto desplegable.

Aquí, después de rezar de rodillas al Cristo Del Señor, por fin aparece el puto desplegable para mencionar a Laura Miller. Pero… ¡Joder! Ninguna de esas chiquis es la Laura Miller que busco. ¿Qué tal? Así que hay que abrir otra pestaña aparte y usar el buscador de Google Plus para buscarla a mano (ya estamos perdiendo demasiado tiempo en este punto):

Buscando perfiles en Google Plus

Buscando a Laura Miller en Google Plus

Resulta que en Google Plus hay registradas ochocientas mil cuatrocientos un Laura Miller. ¡Pero bueno! ¿Cómo coño menciono a esta tía? En este punto, Google debe saber que un usuario normal hace mucho rato que cerró la ventana y se largó a otra parte. Pero yo soy especial, muchachos, qué queréis vosotros. Y voy a insistir. Resulta que, para mencionarla, he tenido que:

  1. En su perfil, visitar su canal de Youtube.
  2. Una vez en su perfil de Youtube, irme a “About”.
  3. En “About”, aparece un enlace con su perfil de Google Plus y este enlace contiene la ID de su perfil:
Perfil de Youtube

¡Aquí está lo que necesito para mencionar a Laura Miller!

Con esa ID, esta vez sí, se puede mencionar a Laura Miller en Google Plus, escribiendo “+106182919203599270971”:

Mencionando en Google Plus

Mencionando en Google Plus

¡Por fin!

¡Manda cojones! ¿Cuánto tiempo me he tirado para lograr esto? ¿Media mañana? Y dime una cosa, Google: ¿quieres que me tire media mañana para mencionar a otro usuario en tu red? ¿Sí?

He terminado de hacer toda esta operación secándome el sudor de la frente con el dorso de la mano y sacudiéndola mientras resoplo acordándome de las risas que se tienen que estar pegando en Mountain View a mi costa. Hijos de puta.

Es extremadamente lento

Aquí viene otra curva con Google Plus: la página de portada pesa 7 megas (la que me aparece a mí). Consta de 31 scripts de Javascript, 179 imágenes y una enorme cantidad de JS y CSS distribuidos en 5.000 líneas de código HTML. Una salvajada.

Mi ordenador, un Imac de 27 pulgadas con 3,06 GHz Intel Core 2 Duo y 4GB de RAM (un pepino) se ahoga cada vez que Chrome abre Google Plus. Una conexión relativamente lenta, además, hace que la experiencia de navegación sea agonizante.

Mashable lo ha matado

Mashable, el portal de referencia mundial para asuntos de social media, no publica nuevos artículos sobre Google Plus desde hace más de dos años:

Google+ en Mashable

Definitivamente, esta vaina palmó en 2012.

Este dato es altamente significativo: los portales de referencia mundial sobre este tema, han claudicado en lo que se refiere a Google Plus. Hace dos años que está muerto.

¿Qué va a pasar con Google Plus?

Puedo describir en este artículo todo un rosario de calamidades acerca de esta herramienta que está plagada de fallos básicos técnicos y de usabilidad (y ambas). Estos son sólo algunos ejemplos de la cantidad de detalles que hacen que Google Plus sea una gran mierda que nadie quiere usar.

Aquí Google se ha metido en un problema bien gordo, y es que hicieron que Google Plus fuese la vértebra de toda la empresa. Esta vaina está conectada con todo: Google Business, Youtube, Google Maps… Todos los servicios de Google beben de una herramienta que lleva dos años en coma cerebral.

Ante esta situación, en Google sólo pueden hacer una cosa: despedir a la persona que tuvo esta genial idea (si no lo han hecho ya) y plantear de qué forma técnica (bastante complicada, porque se puede convertir en un reto económico y tecnológico complejo) se deshacen de esta mala broma. Porque, lo que en un principio parecía algo interesante, se ha convertido en una pesadilla para todo el mundo. Dudo enormemente que esté aportando nada positivo a Google así que, puesto que tienen la aprobación de todo el mundo para ello, pueden ir pensando ya en cerrar el chiringuito.

Más información

Escrito por Hans Christian

freelance especialista en para blogs y proyectos de contenidos.